CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Días 194-209: Ausencia (Trabajar en Suiza)

Pedimos disculpas por estar ausentes durante dos semanas. Hemos decidido desconectar completamente por la situación amarga que atravesamos.
 
 
 
Esta semana nos ha visitado Thierry, uno de los chicos del grupo de Facebook.



Ha estado esta semana para hacer unas entrevistas y hemos aprovechado (ya que yo estando de baja disponía del tiempo) para pasar un tiempo juntos. Le he acompañado a diferentes Agences de Placement que él debía visitar, y de paso he ido colocando cv’s en todas y cada una de ellas. En una de estas, nos hemos topado con una cosa curiosa. El responsable de turno, nos ha contestado a nuestro “venía a entregar mi currículum” con un “¿para qué? Si Suiza está acabada!”. Nos ha dado su particular versión de la situación actual que atraviesa el país. Nos ha contado que hay muchas empresas cerrando, otras se están deslocalizando a otros países como China, que está llegando una cantidad ingente de candidatos de otros países como Holanda, Francia, Portugal y sobretodo España, saturando las agencias de empleo. Dice que la demanda supera en mucha la oferta. Sobre todo nos ha hecho hincapié en que Suiza ha dejado de ser el “refugio” de toda Europa, y que hasta que no se recuperen Alemania, Francia, Italia y España… Suiza no volverá a recuperar su buena salud económica. Nos ha comentado que en las zonas de interior, tales como Zurich, Fribourg, Basel, etc. , aún hay algo de trabajo gracias a la industria, pero que en zonas fronterizas la cosa está de color de hormiga, es decir, negra.  En fin, que casi salimos llorando de allí. Lo que ha dicho este buen hombre, no es una realidad que nosotros veamos, aunque si es cierto que esto no es jauja.
 
 
 
Yo (Alberto) sigo de baja. Yendo al médico me he dado cuenta de que la cosa es más grave de lo que yo quería pensar. Fui pensando que era un dolor de espalda y salí con un cuadro de múltiples contracturas a nivel dorsal, síntomas de vértigos y un principio de depresión. Lo del principio de depresión me lo paso por el forro, ya que como me dijo el otro día mi amigo el Zaskarrián (para animarme), somos unos “máquinas” y no tiene ninguna duda que saldremos adelante.  Agradecemos los ánimos y el apoyo, y es lo que nos da fuerzas para volver a sentirnos fuertes a nivel mental y gritar bien alto: “Suiza no va a poder con nosotros, así que espero que se agarren bien los machos porque tenemos el triple de ganas de conseguir nuestro objetivo de las que teníamos al principio”.
 
 
CURIOSIDAD: Una curiosidad de Ginebra y que ha chocado a Thierry, es lo complicado que es circular por esas calles. No es solo por el tráfico, que a ciertas horas es intenso, sino porque en algunas vías, te puedes encontrar que de repente el carril bici de la derecha pasa a ir por el centro y que tienes que elegir rápidamente entre ir por la izquierda y la derecha, haciendo que a veces acabes yendo por donde no debías. La señalización no es tan buena como se esperaba encontrar y a veces tienes serias dudas de por dónde hay que ir, añadiendo como problema adicional que tienes que vigilar el carril bici, el del bus/taxi y el mismísimo tranvía si también pasa por esa calle. Vamos, que acabas bastante estresado si no sabes de memoria el camino hacia tu destino. Algo parecido ocurre con los planos de los transportes públicos, que parecen codificados para que solo los ordenadores más potentes de la NASA sepan interpretarlos, nada que ver con los de Madrid, Barcelona o Paris, que son muchos más intuitivos.
 
 
INFO ÚTIL: Para aquellos que estáis aquí en Suiza y de vez en cuando tenéis la necesidad de llamar a España (sin disponer en ese momento de Skype) hemos descubierto un nuevo operador, MUCHO MOBILE. No es chufla, es que se llama así “MUCHO MOBILE”. Las llamadas a fijos españoles son a 0 € durante los primeros 15 minutos, con el solo coste de 0,19 € por establecimiento de llamada. Las llamadas a móviles españoles cuestan 0,17 € el minuto. Lo cierto es que es una buena opción si se necesita llamar de vez en cuando a España. Thierry lo ha adquirido para tener un móvil suizo aunque nos hemos encontrado con el chasco de que no se puede desviar al móvil español. Estamos intentando averiguar si existe el modo de hacerlo.
 
 
FRASE DEL DÍA:
La Estadística es una ciencia que demuestra que si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, los dos tenemos uno (George Bernard Shaw).
 
 
El post de hoy se lo dedicamos a Emiliano y su mujer, esperando que tengan la suerte que se merecen. Ánimo!