CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

domingo, 4 de noviembre de 2012

Días 171-185: No me siento las piernas (Trabajar en Suiza)


La noticia de la semana sin duda alguna ha sido la nieve que ha sorprendido a propios y extraños. Nadie imaginaba que el invierno se iba a adelantar de este modo. No ha cuajado en todas partes, pero hace un frío…

Actualmente estamos en la zona de Ginebra entre -3ºC y 2ºC. A cualquier persona que le digas que hace mucho frío te mira sonriendo y te dice: “pues espera cuando estemos a -10ºC o a -15ºC”.



Seguimos recibiendo mails en busca de información; algunos de estos mails quieren conocer temas concretos sobre el mejor modo de conseguir un trabajo pero otros… nos piden directamente trabajo. A estos últimos, les contestamos que NOSOTROS TAMBIÉN ESTAMOS BUSCANDO TRABAJO!!! Jajaja.

En el trabajo, estas últimas dos semanas han sido para olvidar. La relación con mi jefe se ha vuelto insostenible. Por si no fuera poca la explotación a la que me somete (trabajo de 9 a 23h, 14 horas diarias cuando mi contrato marca 8,5h), lleva un tiempo queriendo convencerme para que trabaje también sábado y domingo. Es de esas personas que se aprovechan de los inmigrantes y les dicen que pueden estar agradecidos de que él les dé la oportunidad de tener un trabajo y un permiso de estancia en Suiza. Como veis, en todas partes cuecen habas. Para que veáis que no me quejo por vicio, el jueves fui a trabajar con la buena noticia (eso creía yo) de que el día anterior había vendido 1.200 francos, cuando lo habitual es vender entre 300 y 400 diarios. Pues ese día, que pensaba que no iba a tener que soportar el acoso de este personaje, fue el día que me cayó la bronca más grande desde que estoy aquí. Me decía que si un día he podido vender esa cifra, debería poder hacerlo todos los días. Tengo claro que a mi patrón no le funciona muy bien el riego sanguíneo del cerebro, porque no es normal que maltrate a los empleados, más que por hábito, por deporte.

Ese mismo día, la discusión se prolongó desde las 10h hasta las 15h y quería obligarme a firmar un documento por el que le autorizaba a declararme solamente al 50%, mientras seguía trabajando al 100%, o mejor dicho… al 160%, porque mi contrato especifica claramente que trabajo 8,5h 5/7.



Aunque lo que digo suene raro, ha habido días en los que he deseado que me despidiera. Quizás de ese modo sería la excusa perfecta para tener el día completamente disponible para buscar otro trabajo. Nunca había sufrido maltrato psicológico en el trabajo, quizás porque en España no tenía por qué soportarlo, mientras que aquí… por el momento no me queda otra que pasar por el aro.

Uno, para no perder la chaveta, se sienta frente al espejo, medita, cuenta hasta cien, imagina el día en el que encuentre un trabajo normal, con un jefe normal, etc.

Los fines de semana intentamos aprovecharlos al máximo con la peque. En este sentido, este weekend hemos hecho doble celebración, la Castañada (festividad Catalana) y Halloween. En ambos días, hemos disfrazado y maquillado a la peque, que ajena a mis problemas, es feliz como una perdiz.






También gozamos de nuestra primera auténtica fondue en tierras suizas, ummm...
 
 
 
Si no fuera por estos momentos, no lo soportaríamos.

Ojalá tuviéramos una fórmula mágica para encontrar un empleo aquí, pero desgraciadamente nos limitamos a utilizar el sistema de “prueba y error” y en base a los resultados recomendamos hacer una cosa u otra.

El rumor de que Suiza piensa cerrar las fronteras a todo inmigrante, está presente todos los días. No sabemos si es sólo un rumor, o si está fundado, pero lo cierto es que da un poco de miedo el pensar que en unos meses NO QUIERAN a los españoles (ni alemanes, ni italianos, etc) por aquí. Suiza está literalmente desbordada por la inmigración constante. Basta con ir a cualquier agence de placement para ver el tráfico de gente que hay en ella, currículum en mano.

 

CURIOSIDAD:

Todos nuestros vecinos, con la llegada del frío, se han apresurado a guardar todo lo que tienen en el jardín. Cuando decimos todo, no referimos a plantas, sillas, mesas, objetos de decoración… todo!
Por cierto, nos hemos enterado que si un inquilino no paga su alquiler pasado octubre, no pueden echarlo hasta marzo como mínimo, por el tema del frío. No decimos estos por dar ideas, jejeje. Lo decimos porque nos parece curioso como la ley debe tener en cuenta la climatología.

 

INFO ÚTIL:

Pensaba que era imposible querer a mi hija más de lo que la quiero pero…

Esta semana nos hemos enterado de que todo el mundo (incluyendo frontaliers) tiene derecho a percibir una subvención por el mero hecho de tener un hijo, concretamente la asignación asciende a 300 francos mensuales, hasta que el retoño alcance la edad de 16 años.

Hoy, quiero un poquito más si cabe a mi hija, jajaja.

 

FRASE DE HOY:

De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de cualquier cosa por dinero (Benjamin Franklin).

 

El post de hoy se lo dedicamos a Silvia, Fer y Alicia por ser tan majetes. Un abrazo!