CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

domingo, 19 de agosto de 2012

Día 105: Fiesta espanola (Trabajar en Suiza)

Como sabéis, estamos hospedados Isabel, Laia y Alberto en casa de unos amigos a la espera de que nos den nuestro piso a principios de septiembre.

Este edificio es como una residencia de ancianos. No es la típica residencia, sino que son pisos de 1, 2 y 3 habitaciones que las personas jubiladas alquilan, porque en el mismo edificio hay una serie de servicios que les son de utilidad.

Por ejemplo, hay una gobernanta que organiza eventos del tipo: gimnasia para mayores, excursiones, tertulias, etc. Esta gobernanta es enfermera, y llegado el caso, sabe cómo reaccionar en caso de emergencia médica. Aunque todas las viviendas están provistas de cocina, hay un comedor-restaurante para las personas que lo deseen puedan gozar del servicio.



Pues resulta que el jueves, Isabel se cruzó con una de estas personas por el pasillo, y le preguntó algo en francés a lo que Isabel le contestó: “lo siento, no hablo francés, soy española”. La mujer le contestó en un perfecto murciano: “coño yo también, pero hace más de 20 años que vivo aquí”. Ahí no se acabaron las casualidades, ya que resultó que la mujer se llamaba… lo adivináis? Eso es, también se llamaba Isabel. Una cosa llevó a la otra y al final nos vimos por la noche en una cena española que organizaba esta señora para que sus convecinos pudieran disfrutar de una velada 100% española, o como dicen ellos “paela espanola”.



La verdad es que al llegar, nos encontramos con la música a todo volumen con canciones de Manolo Escobar, los Manolos, Peret y todo lo que os podáis imaginar. Una bandera de España con el toro en el centro, los manteles y servilletas en rojo y amarillo… no faltaba ni un detalle. Incluso la organizadora y sus ayudantes llevaban sombreros del tipo “Tío Pepe”. Aquello parecía una caseta de la feria de abril.



Al poco de llegar nosotros, apareció un señor de unos ochenta y tantos años ataviado con un pantalón blanco, cinturón blanco, zapatos de charol blancos y una camisa naraja florescente…



Yo en un principio creí que era Hugh Hefner, el dueño de la Mansión Playboy, jejeje. Era para verlo!

Pues resulta que este buen hombre era el alcalde del pueblo (Valleiry) y tenía marcha para enterrarnos a todos, se puso a bailar con la gobernanta primero, y con mi hija Laia después lo que a él le debió parecer que era una sevillana.

Estábamos allí de “infiltrados”, pero Laia, se ocupó de que fuéramos uno más. Nada más llegar y escuchar la música, se puso a bailar como una loca, cogió a un niño de su edad que rondaba por allí, lo sacó a bailar y cuando acabó la canción le estampó un besazo de tornillo con el que todos los abuelitos estallaron a reír y aplaudir.    



SUPERCURIOSIDAD:

En nuestra búsqueda de soluciones para el tema de amueblar el apartamento, electrodomésticos etc, nos encontrábamos con el problema de que nosotros tenemos nuestras cosas en España y podemos subirlo todo, pero no ahora. Aún no disponemos del tiempo necesario para hacer ese viaje. Nos suponía un dolor de cabeza el tener que comprar ahora cosas que ya tenemos en España, pero hemos encontrado una solución temporal buenísima.
Vanessa nos comentó en Facebook que había un grupo de Facebook en Lausanne donde había gente que solidariamente donaba objetos con el único requisito de tener que ir uno mismo a buscar ese objeto. Eso me hizo pensar que si algo así sucedía en Lausanne, podría darse también en la Haute-Savoie (comarca a la que pertenece el pueblo donde vivimos). Pues mi sorpresa ha sido mayúscula al ver que hay una web www.donnons.org que se dedica exactamente a eso. Por el momento, ya nos han donado una cocina (horno + fogones) que por las fotos se ve en perfecto estado. Pues así haremos con el resto del piso, al menos en las cosas básicas, las que no pueden esperar a que hagamos la mudanza.


INFO ÚTIL:
La caducidad de los permisos de residencia: extinción y condiciones de mantenimiento
El permiso de corta duración (Permiso “L”) o de residencia (Permiso “B”) se extingue cuando el ciudadano causa baja en la policía o permanece fuera de Suiza durante más de seis meses.
La persona que esté en posesión de un permiso de establecimiento (Permiso “C”) y desee permanecer fuera de Suiza más de seis meses, puede solicitar el mantenimiento de la validez de este permiso durante un plazo máximo de cuatro años.

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad (Winston Churchill).

El post de hoy se lo dedicamos a Vanessa Valencia, esa “Suiza-Española” que no se cansa de ayudar, apoyar, aconsejar y animar a todos en el grupo de Facebook. Gracias por tu solidaridad, y por ofrecernos tu amistad.

Día 104: Nuevo reto (Trabajar en Suiza)

Hemos estado buscando durante toda la jornada del sábado, trabajo en la construcción para un familiar, y nos ha vuelto a entrar esa angustia de: "será en una semana? En un mes? Lo estoy haciendo bien? Lo envío a quien corresponde?". 

Lo cierto es que nosotros nunca llegamos a buscar en este sector porque no tenemos experiencia alguna, pero siempre nos había parecido más sencillo encontrar un empleo en la contrucción, antes que en otros sectores, por varias razones:

Es un sector donde la experiencia vale de mucho.

El idioma, no es una barrera tan grande porque la mayoría de los trabajadores hablan portugués (con un español se entienden bien). 

Se ven muchísimas obras en marcha, por lo que deducimos que hay una gran demanda de personal. 

Pues bien, acabamos de empezar a buscar y os iremos contando como va. El perfil que tiene nuestro familiar es el de muchos que nos escribís, mucha experiencia pero cero de francés. Eso sí, el tiene una gran ventaja, ya que él tiene aquí en Suiza casa para dormir (la nuestra), con lo que puede dar una dirección, un teléfono suizo (que yo gestiono) y un intérprete si se diera el caso que lo necesitara. 


No somos tan pardillos como para pensar que lo expuesto más arriba, equivale a encontrarle trabajo en un mes, pero vamos a intentarlo a nuestro estilo, es decir, a muerte!

La llegada de este familiar sería para nosotros un soplo de aire fresco, ya que hemos comentado que podría vivir con nosotros, compartir gastos, y hacernos sentir un poco más como en casa, en una atmósfera más familiar. 





CHISTE:



Año 2005, se encuentran dos amigos de la infancia, Pepe y Manolo. 

Pepe: " hombre Manolo cúanto tiempo sin verte, de que trabajas?"

Manolo: " trabajo en el McDonald's"

Pepe: " en el McDonald's??? uff, menudo pringao"



Año 2012, se encuentran de nuevo los dos amigos de la infancia. 

Pepe: " hombre Manolo, cúanto tiempo sin verte, de que trabajas?"

Manolo: " sigo en el McDonald's"

Pepe: " no fastidies! Que suerte! Podrías enchufarme???"



CURIOSIDAD: 

en Suiza es muy común ver a fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (siempre había querido decir esa frase ;D) por las carreteras y autopistas. Me refiero a miembros del ejército de tierra. También se les ve dentro de las ciudades, aunque si vas por la autopista, es raro el día que no ves una caravana de cuatro o cinco camiones, de esos cuya parte trasera va revestida con una lona, y dentro van diez o doce militares, recordándome las películas americanas. 

Ésto, por sí sólo, ya nos parece curioso, pero lo es más todavía si se tiene en cuenta que Suiza es un país que siempre se ha mantenido al margen de los grandes conflictos bélicos. 

Un día también nos topamos con una centena de militares, ataviados con los trajes "de bonito", con un uniforme que a nuestro juicio debe pertenecer a la marina. Eran un grupo de "pipiolos" de los cúales ninguno debía superar los 21 años de edad. 


INFO ÚTIL:

hoy hemos abierto una cuenta en el banco en Francia, y nos han comentado productos exclusivos para frontaliers. Nuestro banco francés, la Caisse d'Epargne, tiene un convenio con la Banque Cantonal de Genève (Banco suizo) para poder hacer trasferencias de dinero sin que te cobren ni un céntimo de comisión. De este modo, te ahorras el tener que ir a tu banco suizo a retirar en efectivo lo que te han ingresado en nómina, ir a una casa de cambio para canjear francos por euros y pasar la aduana con la sensación de que has cometido algún delito, para finalmente ingresar ese dinero en tu banco francés. Además, puedes conservar tu dinero en francos (sin cambiarlo). Si un día, por el motivo que sea, el cambio "€ vs CHF" te es favorable, le haces una llamadita al director de tu banco francés y le dices: " Monsieur, cámbieme usted si es tan amable 5.000 francos a euros de mi cuenta". Esta es una facilidad más que positiva para los que nos encontramos en una posición fronteriza. 


Otra cosa curiosa es que hacía años que no entraba en el banco y me hacían la pelota. Aquí en Francia, cuando saben que vas a ingresar una nómina Suiza, el Director de la sucursal "te hace la ola" al entrar. Lo que el Director no sabía, es que si el sueldo medio en Suiza es de unos 4.200 francos por mes, mi nómina necesita un telescopio para llegar a ver esa cifra. Soy de los pocos que tienen un salario mínimo, pero todo es empezar, y luego ya si eso ya...


El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras, trabajo y ahorro (Benjamin Franklin). 



El post de hoy se lo dedicamos al responsable del Elecrec, que aunque seguro que no lee nuestro blog ni tiene la más remota idea de quien somos, hoy tenía que comunicarle a Damián si lo contrataba o no. Desde aquí enviamos energía para que haya sido un sí!