CONTACT:

CONTACT:
Este blog narra la historia de dos hermanos que el 7 de mayo de 2012 decidieron emigrar a Suiza para buscar un futuro que en España, se nos niega. El día a día de cómo buscar trabajo, vivienda, seguros médicos, etc. A nuestro paso nos encontramos con trabas esperadas (idioma, cultura, etc.) y otras inesperadas (desmotivación, ansiedad, frustración, etc.). Esperamos que nuestra historia sirva de ayuda a los miles de personas que se sienten identificadas con nosotros. CONTACT: info.mevoyasuiza@gmail.com

lunes, 4 de junio de 2012

Día 29: De "suizas maneras" (Trabajar en Suiza)


Hoy hemos dedicado el día a hacer gestiones administrativas. Primero hemos ido a la Ofice Cantonal de la Population a registrarnos. Esto viene siendo un: "yep, que estamos aquí". Lamentablemente no nos ha sido posible hacerlo. Otro día os comentaremos la odisea que hemos pasado para que nos dejaran si quiera abrir la boca. En todas partes hay gente buena y gente menos buena. Esta mañana nos hemos topado con una funcionaria que tenía un mal día (por gente como ésta, otros funcionarios cogen mala fama).  Esta señora en concreto.. es igual, vamos a dejar el tema. Baste con decir, que hemos llegado a pensar que era la Sra. de Somugroso.



Después hemos ido a la OFPC con Roger para realizar otro trámite. Aquí en Suiza te piden un diploma suizo de “competences” hasta para demostrar que sabes coger una escoba y proyectarla en el suelo de modo transversal y longitudinal, es decir, que sabes barrer. Así es, no es broma. Aquí prima más la teoría que la práctica.

En nuestro caso, que nos dedicamos a la venta, necesitamos el CFC (Certificat Federal de Competences) de Comerce, para desempeñar ese puesto. Les da igual que tengas estudios universitarios, un MBA, 15 años de experiencia como Director de una empresa, etc. Si no tienes el CFC de tu especialidad, tu candidatura es menos valiosa que la de un chico de 18 años que acaba de salir del colegio con su CFC en la mano. Este diploma equivale a un grado medio, después de estudiar la ESO.



Como nos parecía del todo increíble, hemos buscado, preguntado, etc. hasta dar con el OFPC, que es un Organismo de la Administración Ginebresa que se ocupa de la inserción laboral. En este Departamento, además de darte la formación para poder obtener un título CFC (4 años), hemos confirmado que existe la posibilidad de convalidar tu “experiencia profesional” por el CFC, o al menos parte de él. Este proceso se conoce como “Validation des acquis”.



El trámite es complejo, puede llevarte hasta 18 meses y puede ser infructuoso (pueden denegar tu solicitud). Tienes que hacer un informe donde aportas tus diplomas (si los tienes) y tu experiencia.  

Si el CFC de Comerce, lo componen 10 materias, debes justificar en el “dossier” tu experiencia sobre ellas. Cuando presentas el informe, lo envías a un tribunal educativo que lo evalúa (pueden tardar hasta 3 meses) para fallar a favor o en contra de tu solicitud.  Si es a favor, pueden decir que has demostrado tener conocimientos de la materia en lo que respecta a los módulos A, B, C y D. Como crean que en el módulo E, no has demostrado estar “suizamente” cualificado, te comentan que para obtener el deseado CFC, deberás cursar ese módulo y examinarte de él. Es un poco rocambolesco pero es una vía fantástica para que aquellas personas que no tengan ninguna formación, o como en nuestro caso, su formación no vaya relacionada con el empleo solicitado, pudiendo de este modo acceder al preciado título sin tener que cursar 4 años de estudios.

Ah! Y si resides en Ginebra no tienes que pasar por caja. C’est gratuit!



Esto no significa que sin un CFC no puedas optar a un empleo, pero en el CV, ese título brilla más que cualquier otro dato o experiencia.

Los requisitos “deseables” para cualquier puesto de trabajo son por este orden:

1.- Ser suizo titular de un permiso…

2.- Permiso C, o B (indefinido o 5 años)

3.- Titular de un CFC

4.- Experiencia laboral, en Suiza claro está.



Esto es lo que hace brillar el CV. Por ese motivo, mucha gente coge “cualquier trabajo”, porque les da acceso al punto 2 y al 4, además de permitirles alquilar una vivienda.

Hoy hemos estado de gestiones de este tipo, y hemos rematado el día cenando con Roger y María. Pà amb tomàquet, si señor!

Del trabajo de Alberto… mejor ni comentarlo. Con todo el trajín administrativo, resulta que Alberto esta tarde tenía que llamar al empresario. Cuando ha querido llamar se ha dado cuenta de que no tenía saldo, ni wifi para poder recargar la tarjeta (nos da vergüenza poner esto pero es la verdad de lo acontecido). Cuando hemos llegado a zona wifi, era demasiado tarde para llamar y… bueno, mañana por la mañana recargaremos y le llamaremos, a ver qué tal va.

El post de hoy se lo dedicamos a Alberto, que a estas horas ya es su cumpleaños, 36 añitos ya, aunque aparenta… bueno, eso, que felicidades.